¿Sabes en dónde están tus hijos en todo momento?

En estos tiempos y muchas veces por asuntos de trabajo, las familias no tienen mucho tiempo para estar juntas. En muchos hogares se ve padres que llegan tarde del trabajo y revisan las tareas al apuro, se cena viendo TV y luego cada uno va a su habitación, casi sin cruzar palabras, los fines de semana se sale de paseo y se hacen muchas actividades, pero no se deja un momento especial para conversar en pareja ni para guiar a los hijos. No hay comunicación.

Cada hijo es único, evalúa al tuyo y de acuerdo a cómo responde en situaciones de presión, entre amigos y sin supervisión, refuerza el área que sientas que necesita mejorar. Es un trabajo diario, hay que estimular lo que hacen bien siempre y conversar cuando se equivocan, pero con cariño, no con furia, para que recurren a nosotros primero ante cualquier duda y en cualquier tipo de problema.

La confianza y la comunicación son ideales en esta etapa en donde muchas veces los hijos empiezan a alejarse de nosotros, platica con él, escúchalo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *