¿Qué puedo hacer para respetar el espacio de mi hijo adolescente?

Puede que hace poco nuestro hijo nos contara todo y sin embargo en los últimos meses se ha vuelto más reservado y hasta puede llegar a molestarse si le preguntamos algo.

A partir de los 11 o 12 años los adolescentes empiezan a presentar una serie de cambios muy profundos tanto físicos como psicológicos. Su organismo evoluciona a pasos agigantados y su personalidad intenta ponerse a la par. Es por eso que ahora necesitan más espacio para sentirse a solas consigo mismos y poner en orden sus cosas sin sentirse observados. Aquí te mostramos qué podemos hacer para respetar su espacio:

  • Dialoguemos con ellos y negociemos las normas de convivencia, utiliza los llamados de atención siempre y cuando sean necesarios.
  • Permitamos expresar sus emociones ya sean positivas o negativas, que suelte su rabia y sus temores, pero también que pueda mostrar su alegría y ternura.
  • Cuando lleve amigos a casa, no lo molestemos abriendo su cuarto o espiándolo. Es mejor explicarle que cosas si están permitidas y que otras cosas no lo están.
  • Si comparte habitación con algún hermano, cada uno debe contar con un espacio privado y respetarlo.

Si sospechas algo, revisa cuando tu hijo no esté y solo si es necesario, en caso de encontrar algo que lo ponga en riesgo, lo mejor que puedes hacer para empezar es hablarlo sin embargo no debes demostrar que invades su privacidad; de lo contrario, perderás su confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *