Prevención y educación sobre sobredosis de drogas.

Una sobredosis ocurre cuando una cantidad de una droga o combinación de estas agobia al cuerpo, drogas sedativas como la heroína disminuyen la presión, alentan la respiración y el ritmo cardíaco, reduce también la temperatura corporal; esta ralentización del organismos puede causar la pérdida de la conciencia y por consiguiente coma o muerte.

En cambio otras drogas estimulantes como la cocaína y el éxtasis suben tanto el ritmo cardíaco, la presión arterial y aumentan la respiración que puede provocar convulsiones, taquicardia, infarto cerebral o la muerte.

Los jóvenes son a menudo quienes tienen más sobredosis cuando consumen drogas, sin embargo los adultos mayores pueden sufrir peores consecuencias causadas por efectos acumulados de las drogas y el envejecimiento, por eso es importante alejarse de ellas lo antes posible.

Pero… ¿Por qué suceden las sobredosis?

Mezclando drogas: si ya de por sí el uso de una sustancia o droga es muy peligroso, el consumir y mezclar drogas al mismo tiempo puede llegar a ser mortal, esto ocurre igual al mezclar drogas con alcohol, ya que los efectos de una pueden desaparecer, pero el daño al organismo es igual o mayor, es por eso que la mezcla de sustancias es una de las principales causas de sobredosis.

Tolerancia: La tolerancia es la capacidad del organismo de procesar cierta cantidad de droga y se desarrolla con el tiempo, de tal manera que la cantidad necesaria para sentir los mismo efectos no será la misma para alguien que que lleva tiempo utilizando drogas que para alguien “novato”, esto significa que cada vez se necesita una dosis mayor para sentir el mismo efecto de la droga lo cual puede desencadenar en que las sobredosis sean cada vez más frecuentes en personas con mayor tolerancia.

Calidad: El contenido y la pureza de las drogas es otro factor importante, de por si las drogas ya son bastante peligrosas, una baja calidad en ella puede ser aún peor.

Si ocurre una sobredosis y la persona está consciente hazlo caminar, no lo dejes dormir y observa su respiración.

Si la persona no está consciente llama inmediatamente al 911, hablale para intentar despertarlo, si no responde intenta un estímulo como pellizcar o frotar su pecho, si dejó de respirar comienza con RCP hasta que ya no puedas más o que lleguen los paramédicos y puedan continuar el trabajo.

Por sobre todas las cosas NUNCA pongas a la persona en agua fría, esto podría ponerla en shock o ahogarlo, no dejes que nadie le inyecte anfetaminas y sobre todo no le dejes solo hasta que llegue la ambulancia y los paramédicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *