Lactancia y drogadicción.

Dejar de fumar, no beber más de tres tazas de café al día, no consumir ningún tipo de drogas o bebidas alcohólicas; éstas son las recomendaciones que dan los expertos a las madres a la hora de amamantar a sus bebés.

A pesar de que todavía no se conoce bien el riesgo de esta sustancia en la lactancia si se sabe que pueden causar daño al bebé lactante.

Cómo siempre la recomendación general absolutamente en el consumo de drogas es evitarlo durante la lactancia ya que a través de la leche materna pueden pasar al bebé y generarle daños que pueden ser hasta irreversibles.

NICOTINA

La leche de las madres fumadoras contiene dosis de nicotina esto provoca que los lactantes puedan tener más cólicos y sean más propensos a infecciones respiratorias.

El consejo es dejar de fumar durante el embarazo y la lactancia o al menos limitar este hábito lo más posible.

CAFEÍNA

La cafeína que está presente en el café, el té, refrescos de cola y medicamentos puede causar irritabilidad en el bebé incluso insomnio. Aunque su absorción varía mucho de una persona a otra en los recién nacidos esta sustancia tiene un tiempo de vida más prolongado.

Por eso lo recomendable es consumir menos de 3 tazas de café al día.

ALCOHOL

Respecto al alcohol el riesgo exacto todavía no está bien definido esto porque aún no se definen bien las dosis, sin embargo se sabe que el alcohol causa daño en el desarrollo motriz del lactante, así como cambios en los patrones de sueño y la posibilidad de hipoglucemia.

La recomendación general es evitar el alcohol durante todo el embarazo y la lactancia para prevenir cualquier efecto negativo en el bebé lactante.

CANNABIS

El cannabis que se transmite tanto por la leche materna como por el humo puede causar letargo, debilidad y hábitos alimenticios deficientes en los lactantes.

Además aún se desconoce sus riesgos a largo plazo. Tu consumo está contraindicado, pero si se consume marihuana ocasionalmente, los expertos aconsejan realizarlo varias horas después y no exponer a los niños o a las niñas al humo, esto con el riesgo de que esta droga pueda pasar al lactante por medio de la leche materna.

COCAÍNA, HEROÍNA, ANFETAMINAS

El consumo de estas sustancias tiene grandes consecuencias negativas en los lactantes ya que son altamente tóxicas y pasan muy fácilmente de la madre al lactante por medio de la leche materna.

Algunas de las consecuencias de esta sustancia son: agitación en el bebé, falta de sueño, taquicardia, hipertensión, temblores, irritabilidad, y síndrome de abstinencia.

Una vez más recomendamos evitar el uso de cualquier sustancia o droga que sea legal o ilegal durante el embarazo o la lactancia, la salud de nuestro bebé es más importante que cualquier otra cosa y cuidar de ella debe ser nuestra prioridad como padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *