Éxtasis

Con el nombre de éxtasis o “Molly” se conoce a la MDMA, un derivado químico de la anfetamina. Forma parte del grupo denominado como “drogas de síntesis” o “drogas de diseño”.

El consumo de esta sustancia, con fuertes efectos psicoactivos, no está exento de riesgos para la salud. La MDMA y las sustancias químicas análogas pueden ocasionar daños físicos y psíquicos graves, como accidentes cerebro-vasculares, insuficiencias hépaticas agudas, crisis de angustia o trastornos de ansiedad.

Entre los efectos más graves se incluye el choque térmico o golpe de calor, consistente en un aumento de la temperatura corporal producido por el consumo de la droga y al que contribuyen los ambientes cerrados y masificados en que ésta se consume, así como la disminución en la percepción del calor y en la sensación de sed. El consumo habitual de éxtasis causa la pérdida de memoria.

El Éxtasis se ha convertido en una de las drogas ilegales que más se vende en la calle. En los últimos años, el Éxtasis ha enviado a mucha gente joven a servicios de urgencias hospitalarias debido a sus peligrosos efectos secundarios. El Éxtasis puede matar.

El Éxtasis se puede tragar (en comprimido o pastilla), inhalar o aspirar (en polvo).

Nombres que se le da: XTC, E, Eva, Adán, X, Molly, droga del abrazo, frijoles y droga del amor.

Platica con tu hijo sobre el uso de sustancias y su adicción. Si crees que tu hijo está consumiendo éxtasis intenta encontrar la raíz del por qué lo está haciendo para que así lo puedas apoyar de una mejor manera. Busca ayuda profesional si es necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *