El narcisismo en la adolescencia.

La adolescencia es la etapa de la vida en la que los conflictos de la identidad y autoestima se hacen presentes. En esta etapa el narcisismo puede considerarse un rasgo de la personalidad que produce una admiración propia desmesurada, falta de empatía hacia los demás y una constante necesidad de capturar la atención de aquellos que se encuentran alrededor. Sin embargo el problema radica cuando este simple rasgo a futuro se convierte en un trastorno mental futuro. De hecho las redes sociales tampoco juegan a favor de este problema, puesto que son una puerta para que los jóvenes expongan su vida en un intento de conseguir la admiración de los otros.

Rasgos característicos del narcisismo en la adolescencia

Algunas de las características de los adolescentes con rasgos narcisistas son
– Necesidad de admiración constante.
– Falta de empatía hacia los demás adolescentes.
– Sentimientos de grandiosidad; se considera una persona perfecta y única.
– Se rodea de chicos que considera inferiores a él.
– Sentimientos de envidia hacia otros, al igual que cree que los otros le envidian.
– Para conseguir sus fines, acaba aprovechándose de los demás.
– Baja autoestima que se acompaña de una sobrevaloración de sí mismo.
– Cree que merece una atención especial por parte de otras personas.
– Baja tolerancia a la frustración; no considera la oportunidad de error.

Una manera de descentralizar la personalidad de nuestros hijos hacia territorios no narcisistas es enseñarles a no compararse con nadie, ni tomar como medida los errores de los demás para considerarse mejores. Que aprendan que compartir ciertos momentos en redes sociales no tiene que tener como única finalidad centrar la atención hacia ellos todo el tiempo, en cambio pueden compartir consejos, palabras de aliento, empatía hacia los demás… En definitiva, han de encontrar la manera de conectar con los otros de forma más auténtica.

El narcisismo en la adolescencia puede ser solo un “rasgo” de su personalidad, sin embargo puede acabar convirtiéndose en un problema mental para el adolescente. Por ello, es importante que los padres ayudemos a nuestros hijos a no enfocarse tanto en ellos mismos y les transmitimos la importancia de compartir momentos con otras personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *