“Cuando yo tenía tu edad”, Una frase que debemos evitar con nuestros hijos.

A menudo, en la educación de nuestros hijos utilizamos expresiones que sin darnos cuenta pueden perjudicar su desarrollo y autoestima. Sus comportamientos pueden cambiar por cómo les hacemos sentir a la hora de dirigirnos a ellos, y nuestras palabras si no las controlamos, pueden enviarles un mensaje totalmente equivocado.

Es imprescindible que pensemos, respiremos y reflexionemos sobre las palabras que estamos a punto de decirles a nuestros hijos, por ejemplo si utilizamos la frase incorrecta “Cuando yo tenía tu edad” seguramente nada de lo que digamos después será escuchado por nuestro hijo adolescente. Él o ella pensarán: “Mis papás no tienen ni idea de cómo ha cambiado el mundo, las cosas ya no son así”. Hoy los adolescentes no solo sienten frente a los adultos el clásico conflicto generacional, sino que observan que “su” mundo actual no tiene nada que ver con “nuestro” mundo actual. El mundo de los jóvenes, con sus valores jóvenes, su música joven, su moda joven, su vocabulario especial, los horarios nocturnos, el texting, etc., van por un lado y mundo adulto por otro de forma paralela y no se encuentran, porque los adultos también tenemos nuestros valores, convencionalismos, vocabulario, canciones e ideas.

Independientemente de la distancia que existe entre padre e hijo por pertenecer a generaciones distintas debes encontrar la forma de reducir ese espacio, platica con tu hijo, escuchalo para así conocer más de su entorno, no lo alejes con palabras que lo puedan herir o lo puedan hacer sentir vulnerable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *