Cuando las redes sociales te aíslan del mundo.

Las redes sociales actualmente  están enfocadas a aumentar el grupo de amigos, sin embargo terminan por aislarnos del mundo. Aunque sean vistas como «la panacea de la interacción», hacen todo lo contrario: evitan que las personas potencialicen sus relaciones. El problema radica en que todas estas “interacciones sociales” se realizan a través de una pantalla, alejándonos de las emociones reales.

Estos son algunos consejos que nos ayudan a no ceder al distanciamiento emocional con nuestros amigos:

1. Una llamada nunca viene mal: No esperes a que el teléfono suene, atrévete a llamarlos y sugerirles planes. Una mentalidad proactiva es de mucha ayuda para cuidar de las amistades. 

2. Siempre atento: Como hemos dicho, un amigo supone un fuerte apoyo emocional. Por ello también nosotros deberemos serlo para los integrantes de este grupo, si notamos que un compañero tiene problemas, es importante hacerle saber que nosotros estamos ahí.

3. Paciencia: Nadie es perfecto y al igual que con nuestra pareja, si aceptamos a una persona como amigo lo hacemos entendiendo que tiene virtudes y defectos. No te enfades si en algún momento hace algo que te molesta, seguro hace mil cosas más que te agraden.

4. Generosidad y entendimiento: No siempre se han de hacer los planes que a ti te gustan. Si en alguna ocasión el grupo opta por una actividad que no te termina de convencer, adáptate y encuentra motivos para divertirte pese a todo. La próxima vez te tocará a ti ser el que elija.

5. Confidencialidad: Al ser un apoyo emocional, no es de extrañar que un amigo se convierta en un banco en dónde la otra persona deposite los secretos. Sin embargo, a nadie le gusta que se revelen sus intimidades, por ello respeta la decisión de mantener esto lejos del alcance de otros oídos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *