Cuando la moda en la adolescencia se vuelve una preocupación.

Puede que eso que tu hija o hijo pretenda usar o comprarse no te parezca apropiado, quizás lo consideres demasiado excéntrico, un poco atrevido o muy caro. En este sentido, aquí hay algunas recomendaciones para hablar de la moda en la adolescencia de la mejor manera.

Algunas de las cosas que debemos tener en cuenta son:

Querer aparentar tener mayor edad: se ve mucho en la televisión que las niñas utilizan el maquillaje y la vestimenta para dar una imagen de mayor edad. Intenta alejar a tus hijos de esto. No debe quemar etapas y lo mejor es crecer paso a paso, aunque muchas veces queramos «ser mayores para hacer cosas mayores». Explícale que todo llega a su tiempo.

Seguir una moda para ser populares: las redes sociales se han vuelto una influencia muy grande y subir una selfie con una botella de alcohol o un cigarrillo en la mano es un símbolo de «popularidad». Debemos advertirles que la moda en la adolescencia no debe determinar su forma de ser o actuar. No son estos los aspectos que definen a una persona.

Seguir a sus ídolos en todo lo que hacen: muchas celebridades dan una imagen que no es la mejor y la trasladan a los adolescentes, que por su parte son muy sensibles a imitar sus actitudes. Debemos estar pendientes de lo que hace esa celebridad y los excesos en los que cae, ya que es algo peligroso para los más jóvenes. En este caso, demuéstrales que también hay celebridades que transmiten lecciones de vida muy valiosas y valores que sí vale la pena adoptar.

No alimentarse de manera correcta: el peso es otro aspecto central de la moda en la adolescencia. Procura prestar atención a la alimentación de tu hijo, dado que muchos de estos desórdenes se dan por pretender bajar de peso o mejorar la figura.

Lo recomendable es dejar que nuestros hijos encuentren su propia imagen acompañándolo en el camino y reconociendo, si surgieran, las señales negativas. Intenta ser comprensivo y no generes una pelea por cada elección de tu hijo. Recuerda que la adolescencia es una etapa de muchos cambios que pueden abrumar y confundir a tu hijo. Acompáñalo y guíalo, pero siempre dejando que escoja su propio camino, ya que de eso se trata la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *