¿Crees que tu hijo consume alguna droga? Probablemente ya sea tarde.

La presión de los compañeros o amigos para probar drogas no es menos intensa que la presión que enfrentan para iniciar su vida sexual. Al igual que con cualquier situación que posiblemente pueda causar problemas, tenemos que preparar a nuestros hijos para que rechacen las ofertas de alcohol y otras drogas; preferiblemente sin enemistarse con sus compañeros, aunque a veces eso no sea posible. Las siguientes estrategias pueden ayudarte a alejarlos del mundo de las drogas:

  • Debemos enseñarlos a evitar la tentación, “solo decir no” es un buen comienzo, pero la tendencia de algunos adolescentes de tratar de convencer a un compañero para que pruebe las drogas no permitirá que las cosas queden así. De hecho, quienes abusan de sustancias tienden a convertir a un muchacho “de comportamiento recto” como un desafío irresistible, como si fuera su deber cívico, y pueden ser sumamente persistentes.
  • Conocer a los amigos de tu hijo es necesario para generar confianza y poder anticipar posibles conductas de riesgo. Asimismo, también es importante conocer a los padres de sus amigos por si algún día debes localizarlos.
  • Mantén una comunicación fluida con tu hijo/a adolescente. De este modo podrás tener una relación de confianza y podrás detectar más rápidamente si hay alguna situación de riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *