Consejos para prevenir el consumos de drogas en la adolescencia

Una de las mayores preocupaciones como padres cuando nuestros hijos salen de la niñez y entran en la adolescencia  es el riesgo de inicio del consumo de drogas ya sea legal o ilegal; y nos preguntamos de qué forma se pueden prevenir estos riesgos sabiendo lo fácil que es caer en ellos.

Algunos estudios indican que el consumo de drogas en niños y adolescentes inicia entre los 12 y los 13 años de edad, comienza regularmente en el alcohol y tabaco, seguido de la marihuana, cocaína y en ocasiones dan el paso a drogas más fuertes.

Los expertos han propuesto varias explicaciones del por qué los adolescentes consumen drogas, desde la presión de amigos y compañeros, el querer encajar en grupos sociales, hasta  una perspectiva biológica de pacientes con historial familiar en con consumo de estas sustancias.

Por lo tanto el adolescente debe aprender a tomar la decisión correcta frente al consumo de esta, ya sea la abstinencia o el consumo de las mismas con todo y sus consecuencias, lo más difícil para el adolescente es que debe de hacerlo en una etapa donde se está formando su personalidad.

Existen algunos factores de riesgo como el fracaso académico, problemas familiares, baja autoestima o trastornos psiquiátricos que pueden llevar al adolescente a caer en estas sustancias.

Por eso el tiempo de ocio y lo que se hace con él, la socialización con familiares y amigos y la comunicación entre padres e hijos y sobre todo la manera en la que manejan estos aspectos son de vital importancia para ayudar al adolescente a que no caiga en las drogas.

Estos son algunos puntos importantes para la prevención del consumo de drogas en los niños y adolescentes:

1-     Buena educación familiar: Tener bases sólidas, normas establecidas y una buena comunicación en la familia son fundamentales para ayudar a que los adolescentes tomen la decisión de no consumir drogas.

2-     La interrelación entre el grupo de sus amigos, familia y escuela también es fundamental para detectar problemas.

3-     Fomentar el ocio y actividades recreativas saludables en nuestros adolescentes.

4-     Informar bien sobre las consecuencias del consumo de las drogas  influye mucho en la decisión del adolescente, a veces pueden tener la falsa idea de que las drogas no son tan peligrosas y por ello deciden consumirlas, es importante brindarles información correcta para ayudarle a enfrentarse a ese problema.

5-     Ponerse en contacto con profesionales ante la sospecha o confirmación del consumo para valorar la situación y realizar una intervención adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *