Cómo crear un vínculo sano con tu hijo

Una buena crianza durante las primeras etapas de la vida del pequeño -las más plásticas y permeables de su vida- le brindan numerosas herramientas emocionales. Todo ello es realmente vital para su desarrollo, a fin de forjarle el mejor futuro posible.

Ahora bien, la pregunta del millón es: ¿cómo crear un vínculo sano con tu hijo? Ya verás que es mucho más fácil de lo que pensabas. Podría reducirse básicamente a compartir tiempo de calidad junto a ese ser que tanto amas.

Aprende mucho más de ese lazo que comienza a forjarse durante el embarazo pero que debe seguir cultivando tras el alumbramiento. No dejes de regar a diario una relación tan única y especial. Ríndete ante la magia de ese maravilloso amor que os une como seres incondicionales.

Por lo general, el tipo de apego que fomentamos entre padres e hijos suele ser un vínculo seguro. No obstante, requiere de un esfuerzo diario si queremos mantenerlo en el tiempo. Pues estos lazos no son inalterables, sino que -al contrario- precisan de los siguientes cuidados:

Atiende sus necesidades de forma efectiva.

Se trata de saber qué le pasa, qué siente y qué le falta al niño lo antes posible. De este modo, atenderemos sus demandas y ofreceremos una solución acorde. Para ello, una mirada aguda, así como la empatía y una escucha activa son las herramientas fundamentales.

Protección, lejos de la sobreprotección.

No seas alarmista ni exagerado en tus reacciones cuando se trate de peligro. Si una situación provoca cierto temor, ansiedad o intranquilidad, simplemente transmite calma. Cuando hablemos de despedidas, conviene que sean cortas, pero que terminen siempre con un beso o un abrazo.

Paciencia ante situaciones agotadoras y estresantes.

Nada mejor que responder a la tensión con extrema calidez y suavidad, procurando en todo momento el contacto físico. No tomes su temperamento como algo personal, busca los modos de llegar a tu hijo y de fomentar su inteligencia emocional mediante el diálogo.

Apostar por una relación sólida con tu hijo desde la infancia te garantizará ser uno de los pilares fundamentales en su vida y poder disfrutar siempre de su confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *