Consejos

Mi hijo quiere abandonar la escuela, ¿Qué hago?

Para ellos, salir por las puertas de la escuela muy bien podría ser el primer paso para encontrar el rumbo de su vida. Otras oportunidades esperan. Nuestros hijos pueden aprender a comerciar o cultivar un talento en las artes, los deportes o algún otro cometido y lograr convertirse en alguien tan exitoso y realizado como sus compañeros que obtuvieron un título de estudios.

Nuestros hijos y las fiestas.

Una fiesta o reunión de adolescentes debe estar bajo la supervisión de los padres o un adulto para evitar excesos y consecuencias indeseables. La responsabilidad paterna juega un papel fundamental para que los hijos disfruten de una fiesta divertida y segura.

¿Tus hijos confían en ti?

A veces la rebeldía, la antipatía o el mal comportamiento en general de nuestros hijos adolescentes hace que entremos en un espiral de conflicto, reproches y tensión en el que cada parte está convencida de tener la razón. El resultado de esta situación suele ser una ruptura en la comunicación, y es importante recuperarla antes que la comunicación entre padre e hijo termine por desaparecer.

¿Crees que tu hijo consume alguna droga? Probablemente ya sea tarde.

La presión de los compañeros o amigos para probar drogas no es menos intensa que la presión que enfrentan para iniciar su vida sexual. Al igual que con cualquier situación que posiblemente pueda causar problemas, tenemos que preparar a nuestros hijos para que rechacen las ofertas de alcohol y otras drogas; preferiblemente sin enemistarse con sus compañeros, aunque a veces eso no sea posible.

Las drogas están más cerca de tus hijos de lo que crees.

En la actualidad el abuso de sustancias adictivas en México es uno de los principales problemas de salud, debido no sólo a los efectos físicos, psicológicos y emocionales de quienes las consumen, sino también de quienes conforman su contexto: familia, amigos y sociedad. Las familias son fundamentales para la prevención de adicciones en niñas, niños y adolescentes.

¿Sabes en dónde están tus hijos en todo momento?

En estos tiempos y muchas veces por asuntos de trabajo, las familias no tienen mucho tiempo para estar juntas. En muchos hogares se ve padres que llegan tarde del trabajo y revisan las tareas al apuro, se cena viendo TV y luego cada uno va a su habitación, casi sin cruzar palabras.

“Cuando yo tenía tu edad”, Una frase que debemos evitar con nuestros hijos.

Es imprescindible que pensemos, respiremos y reflexionemos sobre las palabras que estamos a punto de decirles a nuestros hijos, por ejemplo si utilizamos la frase incorrecta “Cuando yo tenía tu edad” seguramente nada de lo que digamos después será escuchado por nuestro hijo adolescente.